Menú
 Carrito Sin artículos

Cámaras termograficas y visión nocturna

       

Cámaras termograficas ideales para la navegación de embarcaciones profesionales y deportivas.

Cámaras termograficas y visión nocturna

«Las cámaras de imagen térmica FLIR son un gran instrumento»

El presidente del Grupo Ferretti opina sobre la imagen térmica

La amplia gama de cámaras de imagen térmica FLIR para fines marítimos se está introduciendo en una gran variedad de embarcaciones. Barcos como los transatlánticos, los remolcadores, los cruceros, las embarcaciones de salvamento y de muchos otros tipos se han mejorado incorporando las cámaras de imagen térmica de FLIR.

 

Un segmento muy prometedor del sector marítimo es la categoría de los yates. Cada vez más armadores de yates incluyen cámaras de imagen térmica FLIR entre los equipos de sus barcos. Uno de los primeros en darse cuenta del potencial de esta innovadora tecnología fue Norberto Ferretti, presidente del Grupo Ferretti. «He estado utilizando cámaras térmicas FLIR durante cuatro o cinco años y puedo afirmar que son instrumentos muy útiles para mantener protegido el yate. De hecho, en algunas situaciones es mejor que el radar».

Ferretti_2010_1.png 

Las cámaras de imagen térmica FLIR pueden detectar diferencias de radiación térmica sumamente pequeñas y transformar esa información en un vídeo en tiempo real que se presenta en un monitor en el puente de la nave. El vídeo nítido que produce la cámara de imagen térmica, permite al capitán ver el entorno de su embarcación incluso en las noches más oscuras. A diferencia de otros sistemas de visión nocturna, las cámaras de imagen térmica FLIR no necesitan ninguna luz para funcionar y pueden hacerlo en total oscuridad. 
Para comentar las posibilidades de uso de las cámaras de imagen térmica en los yates de lujo, Norberto Ferretti ha invitado a FLIR Commercial Systems B.V a bordo del Navetta 26 que se exhibe en el Salón Náutico de Génova de 2010, un yate muy similar al suyo privado: el Ziacanaia.

 

«Hago la mayor parte de los desplazamientos con el yate durante la noche, porque durante el día prefiero quedarme en la playa y nadar», explica el señor Ferretti. «El capitán navega por la noche y por la mañana llegamos al sitio al que quiero ir; de esta manera cuando me despierto ya estamos allí. Navegar por la noche me permite ver los amaneceres y los crepúsculos más bonitos, pero además me deja todo el día por delante para disfrutar. Por tanto, navegar por la noche realmente me ayuda a sacar el máximo partido a mis vacaciones. Y una cámara de imagen térmica FLIR facilita mucho la navegación nocturna».

 

«No quisiera salir sin ella»

Según Ferretti, una vez que un cliente tiene una cámara de imagen térmica FLIR, no hay vuelta atrás. «La experiencia me dice que un cliente que ha contado antes con una cámara de imagen térmica FLIR en su yate encargará siempre estas cámaras para todos los yates nuevos que compre. Y yo estoy totalmente de acuerdo con ellos. He tenido una cámara de imagen térmica FLIR durante varios años y no me gustaría prescindir de ella. Sin duda me encontraría totalmente perdido si ya no la tuviera».

Ferretti_2010_3.png                 Ferretti_2010_4.png

Desde la embarcación a vela hasta el yate a motor

En 2010 los astilleros de todo el mundo presentaron por quinta vez sus mejores barcos en el puerto genovés, en el marco del Salón Náutico de Génova. El Grupo Ferretti fue uno de los participantes más importantes. El Grupo Ferretti, con sede en Foli (Italia) es una de las empresas líderes en diseño y construcción de embarcaciones deportivas y yates motorizados de lujo. La historia de Ferretti comienza en 1968 cuando Norberto Ferretti junto con su hermano Alessandro, impulsados ambos por su pasión por el mar, crearon los astilleros Ferretti. En la actualidad, el Grupo Ferretti se ha establecido como uno de los principales fabricantes de yates del mundo. Custom Line, la empresa que produce el Navetta 26, es uno de los muchos astilleros que integran el Grupo Ferretti.

 

Una nueva dimensión en comodidad

El Navetta 26 se ha concebido para establecer nuevos niveles de calidad para la vida a bordo. El diseño inteligente de los 26 metros de eslora y casi 7 metros de manga de este yate a motor permite a quienes se embarcan en él navegar en una nueva dimensión de comodidad, relajación y bienestar. Está dotado de un amplio ventanal, que convierte el camarote en una suite sobre el mar; un salón acristalado, a cielo abierto, con paredes desmontables, que permite crear un espacio abierto único con el salón exterior y la zona para tomar el sol dotada de cómodos solarios y jacuzzi, y el sistema exclusivo Anti-Rolling Gyro, un componente del equipamiento de serie que garantiza la comodidad a bordo ya que permite reducir un 50% el balanceo causado por el movimiento de las olas, tanto durante la navegación como cuando el yate está amarrado.

 

Cámara de imagen térmica a bordo

Según Ferretti, un yate de tan alta gama no debe prescindir de una cámara de imagen térmica de gran calidad; por tanto, cuando se construyó el Ziacanaia decidió incluir la cámara de imagen térmica Navigator II de FLIR como parte del equipamiento del barco. Cuando salieron al mercado las nuevas cámaras de termografía de la serie M, Ferretti decidió reemplazar el modelo Navigator II de FLIR del Ziacanaia por la nueva cámara de imagen térmica FLIR M-625L.

 

La Serie M de cámaras térmicas de FLIR son potentes, flexibles y duraderas. Con la variedad de sensores y resoluciones de la serie M, estas cámaras de imagen térmica satisfacen necesidades muy diversas en el ámbito de la navegación marítima, la prevención de colisiones, la seguridad y la búsqueda y salvamento. La FLIR M-625L instalada en el Ziacanaia consta de una cámara que produce imágenes térmicas nítidas con una resolución de 640 x 480 píxeles y una cámara de luz diurna y baja luminosidad. Su cardán resistente e impermeable proporciona un campo de observación continuo de 360° en el plano horizontal y +/-90° en el plano vertical que brinda visibilidad de horizonte a horizonte.

Ferretti_2010_5.png            Ferretti_2010_6.png

Todos los yates nuevos de Custom Line incluyen una cámara de imagen térmica de FLIR de la Serie M en su lista de opciones de serie. Los dueños de los yates pueden elegir entre dos soluciones de equipos dobles (una cámara térmica y una cámara adicional para luminosidad ultrabaja), es decir la M-625L o la M-324L, y dos soluciones de equipos individuales (sólo cámaras de imagen térmica), esto es la M-625XP o la M-324XP. La M-625L y la M-625XP están equipadas con una cámara de termografía que obtiene imágenes térmicas nítidas de 640x480 píxeles. La M-324L y la M-324XP captan imágenes de 320x240 píxeles.

 

«Mejor que el radar»

«A bordo de mi barco, es el capitán quien usa la cámara de imagen térmica de la serie M y está muy entusiasmado con ella», dice Ferretti. «Dice incluso que en algunas circunstancias es más útil que el radar. Durante la noche utiliza la cámara de imagen térmica FLIR para determinar con exactitud su posición con respecto a la playa o las rocas, casi ¡como si fuera de día!».

 

Esto no significa que el radar sea inútil. «Sigue siendo un instrumento muy importante en un yate, pero la cámara de imagen térmica puede complementar considerablemente la información que se obtiene de la pantalla de radar. Con el radar sólo se ven pequeños «puntos de luz» que son realmente útiles para detectar otros barcos u objetos, pero en realidad no es fácil interpretar la información que nos da. Con la cámara FLIR se puede identificar de inmediato el barco o el objeto, porque una imagen térmica es fácil de comprender».

 

«En la actualidad muchos astilleros instalan dos radares en los yates más grandes», añade Ferretti. «Pero si tuviese un presupuesto ajustado y tuviera que optar entre tener un radar y una cámara de imagen térmica FLIR o tener dos radares, sin duda elegiría la cámara de imagen térmica FLIR porque realmente es un complemento muy bueno del radar y ayuda a comprender mejor la situación».

 

Cámaras de imagen térmica portátiles de la serie HM

Hace poco la tripulación de Ferretti también comenzó a utilizar la cámara de imagen térmica portátil HM-324XP+ de FLIR. No sólo proporciona una imagen térmica nítida con resoluciones hasta de 320 x 240 píxeles, sino que al ser una unidad portátil autónoma capta estas imágenes desde cualquier parte en que el operador se encuentre. La flexibilidad de estas cámaras de termografía impermeables y resistentes a los golpes permite aumentar drásticamente la percepción global del entorno. «La llevamos cuando usamos la embarcación auxiliar para ir de excursión a la costa o para recoger invitados», explica Ferretti. «Cuando no teníamos la FLIR HM-324XP+ evitábamos este tipo de excursiones nocturnas porque la oscuridad las hace un poco peligrosas, pero con la FLIR HM-324XP+ podemos usar la embarcación auxiliar sin riesgo incluso durante la noche».

Las cámaras de imagen térmica portátiles de la serie HM de FLIR son un instrumento excelente para la navegación nocturna, pueden salvar vidas cuando alguien se cae al agua y son increíblemente útiles para lograr condiciones de protección a bordo de un barco, y para muchas otras aplicaciones marítimas como la antipiratería.

Ferretti_2010_7.png  

«También es útil durante el día»

Las cámaras de imagen térmica de la serie M y la serie portátil HM de FLIR ofrecen visión nocturna perfecta, pero eso no es todo: según Ferretti, también pueden utilizarse durante el día. «En algunas ocasiones es difícil ver restos flotantes, rocas u otros peligros que podrían averiar el barco porque son del mismo color que el entorno.

 

Es como si estuvieran camuflados. Pero con la cámara de imagen térmica de FLIR se puede distinguir con mucha facilidad ese tipo de restos desde una gran distancia, porque se distinguen con mucha claridad en la imagen térmica.

 

Pero eso no es todo. Según Ferretti, las cámaras de imagen térmica de la serie M de FLIR también se pueden utilizar para aplicaciones de seguridad. «Cuando tengo el yate fondeado en una bahía, es un instrumento muy bueno para vigilar el perímetro de la embarcación. Los intrusos no pueden subir a bordo sigilosamente aprovechando la oscuridad de la noche, porque incluso en total oscuridad una persona que se acerca al barco se ve muy claramente en la imagen térmica aun de lejos. Se detectan otros barcos desde una distancia de 2 kilómetros y personas desde 740 metros».

 

«La calidad es asombrosa»

Ferretti está muy satisfecho con las imágenes que le proporciona su nueva cámara térmica de la serie M de FLIR. «La calidad de la imagen y la cantidad de detalles que muestra son asombrosas». Se puede ver la gente andando por la costa, se pueden ver los otros barcos hasta en sus más mínimos detalles: la cámara, el puente, el ancla e incluso los cabos se ven con claridad en la imagen térmica, aun en total oscuridad. Es realmente sorprendente. La cámara de imagen térmica FLIR muestra incluso si el motor de una embarcación está todavía caliente por haberse utilizado recientemente».

 

Pero, según Ferretti, no se trata solo de que es un instrumento muy útil. «También usamos la cámara de imagen térmica para entretenernos. Por ejemplo: la utilizamos hace un par de años para observar el volcán de la isla italiana de Strómboli situado cerca de Sicilia. A simple vista no se veía la actividad del volcán, pero en la imagen térmica se veían con claridad las diferencias de temperatura de la roca debido al calentamiento volcánico».

«La cámara de imagen térmica de la serie M es un aparato que entusiasma»

Las cámaras de imagen térmica de la serie M se utilizan de manera muy intuitiva y fácil. El controlador ergonómico de la serie M permite un acceso fácil a todas las funciones vitales del sistema y un control sereno y sin esfuerzo incluso en mares agitados. «La cámara de imagen térmica FLIR es también el único de los equipos electrónicos que mostramos incluso a nuestros invitados», explica Ferretti. «Si tenemos invitados en el yate, no queremos aburrirlos con el radar y el trazador de cartas de navegación, por eso les mostramos la cámara de imagen térmica FLIR ¡que no es para nada aburrida!. Se puede utilizar con facilidad y de manera intuitiva y gusta mucho. Por eso, además de ser una innovación muy útil, es también un aparato que entusiasma. En cuanto dejamos a alguno de nuestros invitados jugar con ella, queda cautivado por su interfaz de uso intuitiva. Y debo decir que también es muy muy fiable».

 

Las cámaras de imagen térmica de la serie M no son solo fáciles de usar, sino que además son fáciles de instalar y de integrar al resto de los equipos marítimos que se encuentran a bordo de un barco. Los sistemas de la serie M utilizan una conectividad Ethernet de vanguardia que facilita la instalación, el control y la interconexión con otros equipos electrónicos de a bordo.

 

FLIR Commercial Systems B.V. aprecia la colaboración profesional de distribuidor ENAV con el Grupo Ferretti. ENAV, el distribuidor de FLIR, es un proveedor competente y profesional de equipos electrónicos para usos marítimos que se encarga de todas las fases de la operación, desde la compra hasta la instalación como así también de la atención al cliente y la asistencia técnica de posventa.

 

«Un yate normalmente no es barato», añade Ferretti. «En especial si el cliente quiere un poco de lujo. Por tanto, se trata de aprovechar al máximo la inversión. Una cámara de imagen térmica FLIR sin duda ayuda a hacerlo, porque permite navegar con eficacia durante la noche. Y, en mi opinión, no hay que preocuparse por su coste, porque las cámaras térmicas de FLIR son sumamente asequibles. En especial, si se compara con el precio global de un yate, el precio de venta de una cámara de imagen térmica FLIR es insignificante».

Publicado el 25/11/2013 en Noticias electrónica náutica

       

RSS 2.0 (Noticias electrónica náutica) RSS 2.0 (Blog Impornáutica)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Tiempo de carga: 0.109 segundos