Menú
 Carrito Sin artículos

Raymarine Dragonfly: La última tecnología digital en una sonda/plotter de primer precio

       

Raymarine Dragonfly: La última tecnología digital en una sonda/plotter de primer precio

Raymarine Dragonfly: La última tecnología digital en una sonda/plotter de primer precio

No tiene Wi-Fi ni conexiones SeaTalk o NMEA, pero la pequeña sonda/plotter Dragonfly de Raymarine es la primera en su categoría que propone la tecnología digital CHIRP en una pantalla de 5,7” con 640 x 480 pixels de resolución. Y lo hace con un precio base por debajo de los 600 €. Un pequeño lujo de sonda para los aficionados a la pesca o al submarinismo.

Una calidad de imagen casi fotográfica es la primera cualidad a destacar en la Dragonfly. Con apenas 350 Khz. y 8 w. de consumo para una brillante pantalla de 5,7” y 1.500 nits de luminosidad (utilizable a plena luz solar), este instrumento se permite una excelente resolución del fondo hasta unos 180 m.
La Dragonfly (libélula en inglés) llega con su propio transductor externo CPT-60, un nuevo modelo específico y muy adecuado en su diseño para ser instalado en la popa de pequeñas motoras de pesca de cualquier estilo. Este transductor permite un barrido lateral lenticular de 60º x 1,4º y un haz circular de 25º de cono para visualizaciones más precisas de la naturaleza del fondo o de los bancos de peces detectados. Ambas presentaciones pueden verse de forma individual en pantalla completa o simultáneamente en pantalla compartida.
La facilidad de manejo es otro punto fuerte de la Dragonfly. Al no haber más conexiones que el cable de alimentación/transductor ya se simplifica mucho el menu principal. Y el resto de la facilidad de uso es reponsabilidad del dial giratorio, que gestiona la práctica totalidad de los ajustes y selecciones.
En modo GPS/plotter, la Raymarine Dragonfly utiliza las cartas Navionics Silver o Gold. Estas cartografías no son tan detalladas como la gama Platinum, pero son más que suficientes para cualquier navegación de crucero. Las cartas vienen en tarjetas micro-SD, un formato tradicionalmente poco amigo de los barcos, donde su minúsculo tamaño las hace perderse al menor descuido.
Como navegador, esta nueva sonda de Raymarine se beneficia de su rápida antena GPS de 50 canales, con posibilidad de almacenar y navegar hacia 3.000 waypoints favoritos de pesca y memorizar 15 estelas y/o 10.000 puntos de paso. La Raymarine Dragonfly puede instalarse en un soporte giratorio de quita y pon con conector rápido trasero del transductor/alimentación. También puede instalarse empotrada en un panel. El aparato –con carcasa sellada- es resistente al agua según normas IPX-6 y IPX-7.

Publicado el 15/10/2013 en Noticias electrónica náutica

       

RSS 2.0 (Noticias electrónica náutica) RSS 2.0 (Blog Impornáutica)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Tiempo de carga: 0.125 segundos